Un Nuevo Liderazgo para una Nueva Guerra

Los analistas militares denominan a esto guerra “asimétrica” (como si la guerra tuviera alguna simetría); y sabemos que será tan diferente a la guerra convencional como jugar ajedrez tridimensional con los ojos cerrados se parece al ajedrez convencional.

 

Pero una cosa es cierta, el liderazgo se debe alojar en el corazón para alcanzar una victoria. Usted sólo tiene que repasar la historia para comprender que cuando ocasionalmente la gente necesitaba realizar grandes cosas, ya fuera en tiempos de guerra o en paz, grandes líderes surgían para la ocasión.

 

Debido a que la Guerra Asimétrica es un nuevo tipo de guerra, una guerra que se trata más acerca de conseguir la paz en muchos niveles diferentes que de emprender la guerra en sí misma, una guerra/paz en donde los contadores, expertos en logística, diplomáticos y expertos en economía conformarán las tropas que estarán al frente, llamando a un nuevo liderazgo – el liderazgo asimétrico.

 

Así como la guerra asimétrica es fluida, multidimensional y global, el liderazgo asimétrico debe serlo también.

Pero nosotros no tenemos que crear el liderazgo asimétrico de la nada.

 

De alguna forma, éste se está desarrollando y modelando por parte de algunos pocos negocios estadounidenses de pensamiento vanguardista.

 

¿Pero qué tiene que ver el liderazgo de los negocios con emprender una guerra asimétrica? Durante los pasados 15 o 20 años, muchos negocios han competido en mercados que son asimétricos, mercados que son globales, multifacéticos y rápidamente cambiantes.

 

Para triunfar en estos mercados, los líderes de estos negocios han tenido que descartar los métodos y prácticas de liderazgo convencionales y poner en acción nuevos paradigmas en su lugar.

Resumiendo brevemente, ellos tuvieron que desarrollar un liderazgo asimétrico.

 

Para comprender este tipo de liderazgo, primero, debemos analizar el concepto básico de liderazgo, en sí mismo.

La palabra “liderazgo” viene del noruego y significa “hacer que las cosas pasen.”

 

Sin embargo, los líderes frecuentemente se ven en aprietos cuando tratan de entender ¿quién hace suceder qué?

 

Generalmente, la visión convencional del liderazgo es aquella en que todo se reduce a un proceso de dar órdenes.

Muchos líderes creen que ellos “deben hacer” que la gente "haga" al ordenarles que "hagan" las cosas.

 

El modelo del liderazgo basado en órdenes en el mundo de los negocios tiene sus orígenes en los comienzos de la revolución industrial.

La palabra “orden” proviene de una raíz latina que significa organizar los hilos en un tejido que se está elaborando.

 

Los capitanes de la revolución se encontraron con personal relativamente poco educado, quienes iban en masa a las fábricas si se les ordenaba en dónde, cómo, y cuando trabajar.

 

Los métodos de producción más efectivos y eficientes de ese momento resultaron cuando los trabajadores fueron “ordenados” o clasificados en rangos como hilos en el telar de la línea de producción.

 

Una vez refinada y reforzada por la cultura comercial victoriana, con su estructura de poder patriarcal y fuertes vínculos con la organización militar prusiana, la cultura de líder que da órdenes alcanzó su apogeo en los Estados Unidos luego de la Segunda Guerra Mundial.

 

Durante los años de posguerra, mucho negocios en los Estados Unidos eran como cruceros posados sobre aguas relativamente en calma.

 

Sus líderes, tal como lo harían los capitanes y subalternos en un crucero, ejecutarían todas las cosas siguiendo órdenes de los superiores, dando órdenes a los subalternos y asegurándose que dichas órdenes fueran cumplidas.

 

Pero, aproximadamente a mediados de los años 80, luego que la competencia se incrementara dramáticamente a escala global, los líderes de negocios tuvieron que desarrollar habilidades muy diferentes a lo que sería pilotear un crucero, para comenzar a remar en canoa de aguas blancas.

Una fundación de liderazgo basado en órdenes en donde las líneas de autoridad son difusas, el volumen y la velocidad de la información prolifera, los mercados son rápidamente cambiantes, y se multiplican las alianzas y coaliciones.

 

En este escenario es donde surge el liderazgo asimétrico. El liderazgo asimétrico se parece tanto al liderazgo tradicional como remar en aguas blancas se parece a manejar un crucero en el océano.

Estas son algunas de las características de liderazgo asimétrico.

 

El Liderazgo Asimétrico es motivacional

Los negocios que se involucran en el liderazgo asimétrico se dan cuenta que la motivación es un factor crítico para alcanzar el éxito.

 

Después de todo, dado que los líderes no tienen nada más importante que hacer que obtener resultados, y dado que ellos no pueden obtener los resultados por sí mismos, ellos necesitan que las personas que ellos lideran obtengan esos resultados.

 

En mercados en donde la velocidad, la innovación, la aceleración del cambio y el alcance global son importantes, las personas altamente motivadas obtienen resultados mucho más allá de los que obtiene la gente que simplemente está obedeciendo órdenes.

 

Y si los líderes de nuestra nación esperan poder afrontar los retos de un escenario de guerra asimétrica, deben encarar todos los aspectos motivacionales del liderazgo asimétrico.

De hecho, si el liderazgo asimétrico no es motivacional, simplemente está dando vueltas en la oscuridad.

 

Sin embargo, los líderes confunden la motivación simplemente porque el diccionario no explica cómo éste se lleva a cabo.

 

En inglés por ejemplo, la motivación es un verbo activo – algo que una persona hace a otra persona.

La verdad es que los líderes no puede motivar a nadie a hacer nada.

 

Los líderes comunican – las personas a quienes ellos lideran se motivan. Ellos se motivan a sí mismos. Solamente ellos pueden motivarse a sí mismos.

En el liderazgo asimétrico, los motivadores y los motivados son la misma persona.

 

Para comprometerse en el liderazgo asimétrico, los líderes deben reconocer que ellos motivan a las personas únicamente cuando ellos, los líderes, crean un entorno en el cual las personas se están motivando activamente a sí mismas.

La motivación es la elección de las personas, no la elección del líder.

Se trata de la voluntad libre de las personas.

Si este principio no es el director de las actividades del liderazgo, ellos no están comprometidos con el liderazgo asimétrico.

 

Por ejemplo, un campo de batalla crítico de la guerra es las calles del mundo islámico donde el odio hacia Estados Unidos parece ser desenfrenado.

 

Mientras las masas de la gente odien a Estados Unidos, mientras continúen viendo al gobierno americano como el terrorista real, nuestra nación no puede traer esta guerra a una conclusión justa.

 

Claramente, ésta no se trata de una situación de ordenar y controlar. A la gente no se le puede ordenar que cesen de odiar.

 

En este caso debemos utilizar liderazgo asimétrico.

Debemos motivarlos.

 

Esto quiere decir colocar a su disposición, a través de varios mecanismos, el entorno en el cual ellos se motiven para convertirse en nuestros aliados, en donde ellos mismos hagan la elección de trabajar lado a lado con nosotros como compañeros y acabar la guerra.

Lo anterior requerirá de un emprendimiento largo y sobrehumano, una iniciativa que no puede triunfar si no utilizamos liderazgo asimétrico.

 

El liderazgo asimétrico se basa en la acción

los negocios que se enfrentan con rápidos cambios globales tienen que comprender que la motivación no es lo que la gente piense o sienta, sino lo que ellos hagan físicamente.

 

Un aspecto fundamental de cómo el liderazgo asimétrico mira la motivación yace las dos primeras letras de la palabra. Aquella letras – “mo” – también se encuentran en las palabras “movimiento”, “momentum”, “motor”, “Móvil”, etc.

Las palabras denotan acción – acción física.

 

Para comprometerse con el liderazgo asimétrico, los líderes deben estar constantemente retando a otros a realizar acciones físicas específicas en todas las dimensiones que producen los resultados.

 

Nuestra motivación a las personas que nos odian para que finalmente se vuelvan nuestros compañeros en paz no debe basarse únicamente en pagar de alguna manera por ese acompañamiento.

Debemos tomar acciones concretas que comienzan con establecer el entorno motivacional.

 

El liderazgo asimétrico exige que ellos y “nosotros” actuemos juntos para compensar los diferentes daños ocasionados por errores sociales, políticos y militares que son los que han generado y fomentan dicho odio.

 

El liderazgo asimétrico es orientado a resultados

los negocios han descubierto que si quieren triunfar en mercados asimétricos, sus líderes y empleados deben tener pasión para alcanzar los resultados.

 

Después de todo, la gente que solamente actúa son inútiles para un negocio. Son aquellas personas que obtienen resultados las que son realmente útiles.

Lo anterior aparece como un postulado lo suficientemente simple; ya que cualquier líder va a decir que ellos están apasionados por obtener resultados.

 

Sin embargo yo he encontrado que lo que apasiona la gran mayoría de líderes, ya sea que éstos sean conscientes de ello o no, es de enraizarse en la tradición, seguir con el liderazgo capital-a mando medio- a tripulación – ya sea porque ellos no conocen otra manera el liderazgo o porque ellos se sienten totalmente confortables al comprometerse con ese esquema de liderazgo.

 

El liderazgo tradicional basado en órdenes tiene un enfoque totalmente distinto al del liderazgo asimétrico.

 

El liderazgo tradicional se enfoca en aquellas actividades que brindan resultados; mientras que el liderazgo asimétrico enfatiza en los resultados que justifican las actividades.

 

Cuando usted se encuentra liderando organizaciones que enfrentan mercados asimétricos, usted no debe enfocarse en las actividades sino en los resultados y sólo en aquellas actividades que logran esos resultados.

Esto significa que si las actividades no están consiguiendo resultados, usted solamente tiene que cambiarlas o eliminarlas, instituyendo nuevas actividades.

 

En las organizaciones que operan bajo el esquema tradicional de liderazgo, cambiar las actividades significa cambiar el status quo, lo que es una tarea realmente difícil.

 

Por ejemplo, para obtener resultados en mercados asimétricos, muchos negocios han tenido que eliminar aquellas actividades tradicionales que lograron resultados para comprometerse a trabajar de maneras nuevas e innovadoras.

Ellos tuvieron que romper su esquema lineal de rendir reportes, ellos tuvieron que reducir los niveles de liderazgo, ellos tuvieron que reducir su personal administrativo y descentralizar sus funciones, tuvieron que instituir sistemas de inventario justo a tiempo, ellos tuvieron que cultivar la habilidad de formular rápidamente y desmantelar equipos enfocados en resultados – todo con un propósito en mente: lograr más resultados, resultados más rápidos, y cada vez más rápidos en una base permanente.

Resumiendo, ellos tuvieron que convertirse en maestros de liderazgo asimétrico.

 

La nueva guerra que enfrentan los Estados Unidos exige un nuevo liderazgo.

No tenemos que inventar ese liderazgo. Ya existe.

 

Con el surgimiento de nuevos mercados a nivel global, ha emergido en algunos negocios una nueva visión del liderazgo.

El liderazgo asimétrico está siendo desarrollado y aplicado por la competencia de negocios a nivel global.

 

Es aquel tipo de liderazgo que puede y debe ser aplicado en todos aquellos emprendimientos multifacéticos de la guerra asimétrica.

 

Artículo traducido y publicado con autorización expresa del autor
Artículo traducido en español exclusivamente para EmpresarioVirtual.com por Monica Yaneth Loeb Willes
La utilización de este artículo en cualquier medio está expresamente prohibida sin la autorización por escrito de la editora.
Crédito de las imágenes: Pixabay

 

Brent Filson

Brent es Presidente y Fundador de The Filson Leadership Group, Inc. – y ha trabajado con miles de líderes alrededor del mundo, ayudándoles a lograr significativos incrementos con resultados sólidos y seguros.

Brent Filson es ha escrito 23 libros, siendo los más recientes:,


Inscribase a su boletín en línea gratuito y reciba la guía gratuita "49 Ways To Turn Action Into Results" (49 Formas de convertir la acción en resultados) en su sitio web.

 

Organización

The Filson Leadership Group, Inc.

Información de Contacto del Autor

Sitios web

 

 

www.actionleadership.com